Falla Septentrional

Share:
Falla Septentrional (República Dominicana)
Falla Septentrional o Septentrional Fault Zone.

¿Qué es la Falla Septentrional?

La Falla Septentrional, está formada por una serie de fisuras o roturas en la corteza terrestre que atraviesan la parte norte de La Española. Entra por la Bahía de Samaná y sale por la Bahía de Manzanillo en Montecristi (ver), comúnmente se reconoce como una falla con desplazamiento horizontal o de desgarre, sin embargo, su mecánica es muy compleja. Se encuentra orientada de este-sureste a oeste-noroeste, y acomoda parte del movimiento entre la Placa de Norteamérica y la Placa del Caribe (ver).

La Zona de Falla Septentrional (ZFS) ha sido responsable de grandes terremotos en la Isla de Santo Domingo, entre ellos, están los sismos de: 1562, 1776, 1783 y 1842 (ver). Atraviesa las provincias de: Samaná, Duarte, Hermanas Mirabal, Espaillat, Santiago, Puerto Plata, Valverde y Montecristi. El desplazamiento en la corteza que produce esta falla sísmica se estima entre 6 a 12 milímetros por año, colinda al norte con la Cordillera Septentrional, y al sur con el Valle del Cibao, una región inmensamente poblada (ver).


Falla Septentrional analizada por expertos

Charla sobre la Falla Septentrional, cortesía de la Sociedad Dominicana de Geología (SODOGEO)

Índice

Falla Septentrional y sus características

La Falla Septentrional se distingue por ser la mayor falla tectónica de limite de placa con desplazamiento de rumbo en América del Norte y la región del Caribe. Forma una escarpa muy notable en el aluvión del Valle del Cibao (ver), también se caracteriza por tener desplazamiento lateral izquierdo y originar sismos superficiales o corticales

Falla Septentrional en República Dominicana

La Falla Septentrional en República Dominicana, es muy compleja y segmentada en todo su trayecto, registra movimiento lateral izquierdo, no obstante, existen tramos que producen desplazamiento normal, inverso, convergente y transpresional, en resumen, (son numerosas fallas tectónicas más pequeñas que forman una mayor). Su segmento más largo mide unos 60 km continuos, sus fallas vecinas al norte son: Falla de Río Grande, Camú e Hispaniola Norte, y la Falla Hispaniola al sur (ver).

En la región comprendida desde Duarte hasta Samaná, la data sobre la Falla Septentrional es menor, esto sucede porque la zona recibe una cantidad de lluvia sumamente alta cada año (más de 2.000 mm), demasiada vegetación, suelos pantanosos y mucha erosión, crean un ambiente muy hostil para rastrear la falla (ver). Contrario a esto, desde San Francisco hasta Montecristi ocurre menos precipitación anual, los afloramientos son más claros, existe menos erosión y la traza de la falla es más visible y fácil de estudiar. 


Falla Septentrional y su peligro sísmico

Los geólogos Carol Prentice y Paul Mann realizaron estudios en la Falla Septentrional a través de cuatro trincheras hechas en las inmediaciones del: Río Licey, Río Juan López, Río Cenoví y otra en Tenares. Dicha investigación, fue realizada con el fin de analizar el comportamiento del Cuaternario Tardío en la falla, y entender mejor el peligro sísmico que representa para el noreste del Caribe.

Se estima que, el penúltimo terremoto ocurrido en el centro norte del territorio dominicano fue luego del año 30 d.C. Los estudios indican que, el periodo para que se generen grandes terremotos en la Falla Septentrional oscila entre 800 y 1.200 años, por tal razón, probablemente se ha acumulado energía suficiente para originar un terremoto de gran magnitud en los más de 800 años transcurridos desde el último gran sismo.

Falla Septentrional puede generar gran terremoto

Estudios Paleosísmicos llevados a cabo en la Falla Septentrional sugieren una alta probabilidad para la ocurrencia de un terremoto mayor en la parte central de esta, se estima que, existen actualmente unos 4,8 metros de energía elástica acumulada que puede ser liberada en cualquier momento, esa cantidad podría originar un terremoto mayor a 7.0 grados, esto es tomando como referencia la tasa mínima de desplazamiento de (6 mm / año por 800 años).

Por otro lado, si tomamos como referencia la taza mayor de desplazamiento estimada para la Falla Septentrional (12 mm / año por 800 años) unos 9,6 metros de energía o hasta 10 metros pueden estar disponibles en las rocas para ser liberados de forma brusca y ocasionar un terremoto aún mayor. Esto es muy preocupante, ya que, un terremoto de tal magnitud podría generar daños severos en Rep Dom, sobre todo, en la región del Cibao.

De ser cierta la tasa tan elevada de unos 12 mm / año, una liberación repentina de 10 metros en la Falla Septentrional puede dar origen a un importante terremoto que podría romper la parte central y oriental de la falla en La Hispaniola, esto podría dar lugar en el futuro a temblores más al este de la península de Samaná (en aguas del Atlántico) y provocar uno o más sismos que afecten posteriormente a Puerto Rico.


Falla Septentrional y su último gran terremoto en RD

Las excavaciones realizadas próximo al Río Cenoví, muestran que la última rotura importante que tuvo la Falla Septentrional en la zona centro norte de República Dominicana, y que provocó un terremoto de importancia, ocurrió entre el año 1.040 y 1.230 d.C, (hizo que el bloque izquierdo de la falla en ese sector se desplazara 4 metros en dirección sureste, a su vez, el bloque derecho de la misma bajó 2,3 metros con relación al otro) (ver).

Falla Septentrional y sus terremotos asociados

Ruinas de Santiago viejo: El día 2 de diciembre del año 1562, un poderoso terremoto devastó la ciudad de Santiago de los Caballeros (Santiago viejo), la cual para ese entonces se localizaba en la parte norte de la provincia, específicamente en Jacagua, justo en la Zona de Falla Septentrional (SFZ). Después de la destrucción de Santiago la ciudad se trasladó a su posición actual, en el mismo lugar en que Cristóbal Colón fundó una fortaleza en el año 1495. 

Otros terremotos también han destruido esta ciudad, tal y como fue el caso de los terremotos del 1776 y 1783. Por otra parte, en 1842 se produjo un gran terremoto de intensidad mayúscula, el cual se asocia a la Falla Septentrional. Se estima que este gran terremoto en República Dominicana fue de una magnitud de 8 grados o mayor, así lo indican algunos autores, este gran sismo volvió a devastar Santiago y varias ciudades más.

Véase también


Referencias



Elaborado por: Oliver Roosevelt